Mano de Fátima

Buen Año Nuevo Gente, que alegría estar nuevamente por aquí.

Y para comenzar lo vamos a hacer con la mano de Fátima ó Hamsa.

La misma la he elaborado en vidrios nacionales e importados, utilizando entre ellos martelé transparente, rosa opalino con vetas importado y verde opalino con vetas importado también.

Confeccioné dos versiones de la misma, una con un ojo y la otra sin él por lo que luego explicaré.  En la versión que tiene ojo también he utilizado gema azul, vidrio opalino liso blanco importado y vidrio opalino con vetas color beige.

Ambas versiones llevan hacia sus dedos, la representación de una flor de loto,  y poseen en el centro una filigrana que me remitía un poco a varios diseños de tatuajes que me sirvieron de inspiración; a la vez que dicha filigrana la ornamenté con una soldadura artística diferente a la tradicional que empleo.

Las he dotado de pequeñas cadenas tanto en el extremo de su dedo más saliente como por debajo del ojo ya que por lo que luego explicaré, te dará la opción de colocarla en la posición consideres adecuada para tí.

Sus medidas son de 15,5cms. x 11,5 cms. aproximadamente.

Vamos ahora un poco más a su simbología.

Es considerada un Símbolo de protección utilizado comúnmente como defensa.  Documentada su existencia desde la antigüedad, se ha conjeturado que sus orígenes se encuentran en el Antiguo Egipto o en Cartago (la actual Túnez) asociado con la diosa Tanit, fue utilizándose como amuleto protector contra los males y las desgracias, en especial el llamado mal de ojo.

Se la asoció con el número 5 que es “Hamesh” en hebreo, representado los cinco libros de la Torah ó Torá, que conforma el denominado Pentateuco.

Además de la mano simétrica tradicional, una de sus formas encontradas en con un gran ojo en la palma de la mano.

Se trata del ojo de Fátima, también considerado como el “ojo de Dios”,  éste ojo todo lo ve y nada escapa de su visión y vigila constantemente protegiendo a quien posee el Hamsa de todos los males, infortunios y desgracias.

Utilizada hacia arriba, actúa como una protección exclusiva contra cualquier mal que pueda llegar a la persona ó el lugar.

Utilizada hacia abajo no se orienta tanto a proteger sino a generar atributos y bendiciones; su función en esta posición se orienta a dotar a las personas de ciertas virtudes como la paciencia, así como traerles y mantener en sus vidas la felicidad, el amor, la buena suerte e incluso la prosperidad.

Si es de tu agrado podés consultar su valor en la lista de precios y si deseas contactarme me escribís.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *