La ventana

Otro tema en esta casa había sido la falta de ventanas que tenía y la cocina carecía de ellas.

Se proyectó realizar una ventana en altura no de grandes dimensiones que permitiera el ingreso de luz y además ventilara.

No posee grandes dimensiones ya que era acotado el espacio. Sí bien parece incómoda la misma da hacia una pequeña terraza, por tanto desde adentro es complejo alcanzarla pero desde afuera la tengo al alcance de la mano.

Aquí debuté entonces en la primer ventana, con aspecto de visillo y cuenta con una dimensión de 84 cms. x 15 cms. La confeccioné con vidrio escarchado también, pero con un patrón menos tupido que el de la lámpara. También lleva toques rosados en los rombos aunque esta vez no utilicé iridiscentes ya que no tenía sentido en esa ubicación.

Está trabajada con varilla de plomo y si bien me miraron un tanto extraño considerando el estilo de ventana donde iba a montarla además de su alargada y angosta estructura, la gama escogida ayudó a que no se viera un contraste violento y el marco terminó siendo un acierto para contener un paño de esas características.

 

Vista desde adentro

Vista desde afuera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *